23 mayo 2006

La noche.


Los días pasan rápido. El tiempo se me escapa veloz, y ando aún perdida por los caminos sin encontrar posada. Ahora me doy cuenta de que mi intención primera al estrenar el blog está cambiando sin que pueda controlarlo. Quería escribir. Escribir como siempre he hecho, lanzando mis pensamientos sin pensar, fácilmente, sin reparos. Pero no puedo olvidar que ya no escribo para mí sola, que todo lo que ponga aquí se pone a viajar rápidamente a la vista de ojos desconocidos, que he perdido el refugio que antes me consolaba y ya no sé de qué manera enfocar las cosas.
Y me he picado de mala manera con este mundo, que me roba tanto tiempo que mi vida ya no es la misma. Ese "dolce far niente" en el que me refugiaba en los últimos tiempos, ese deambular suave por mis tardes solitarias, mis meriendas tranquilas en la cama, con mi taza de té, con mis libros. Esa paz conquistada poco a poco en que me había instalado alegremente.
Y tengo que detenerme un poco y recapitular. Y ver de dar otro enfoque a esto, que son muchas cosas. Se ha disparado esto como un disparate y hay voces nuevas que me rozan y me dejan su huella. Y me he visto de maneras distintas, y he conocido nuevas facetas de mi caracter. Y mil sensaciones que me han hecho conocerme un poco más. Y aquello que permanecía dormido dentro de mí, esa capacidad de emocionarme, ese implicarme en las cosas que últimamente me daba tanto miedo, todo eso ha vuelto a salir a la superficie.
Y me he sorprendido diciendo tonterías, de esa forma visceral que a veces me ha hecho meter la pata toda mi vida.
Esto es mucho. Me he enfadado, me he reído, me he sorprendido. Se me han ido de las manos muchas situaciones. Siempre al final acabo pidiendo disculpas. Acabo necesitando las palabras de otros, la sonrisa de otros.
Vengo y espero los pasos de la gente, de cierta gente dejando huellas en mi nueva casa.
Y a veces si no los encuentro siento como una tristeza y algo me falta y no quiero eso. No quiero volver a implicarme. No quiero necesitar sueños que no conducen a nada.
Y tengo que encontrar el tiempo para entenderme, y ponerme freno.
Y no quiero construir castillos de cartón con palabras de gente que puede no existir realmente tal como me la imagino.
Quiero explicarme y entenderlo.
Quiero saber expresarlo.
Pero no será fácil.
No quiero darme por aludida erróneamente.
Y de todos modos envio un saludo.
Y una sonrisa.
A todos los que han pasado por aquí y me han recordado que aún está viva la esperanza. Incluso lo han hecho los más cercanos, los que sí alcanzo a tocar con mis manos.
No nombro.
Dejo que los que saben quienes son me reconozcan. Y se identifiquen con los mensajes que aquí les dejo.
Dormiré un tiempo.
Recogeré mis cosas.
Me haré un té, acabaré ese libro que me está esperando con paciencia. Me fumaré un cigarrillo mientras escucho músicas lejanas. Y mientras imaginaré que es cierto que existís. Cada uno en su rinconcito...

15 comentarios:

  1. Disfruta del té y del cigarrillo. Y del libro, claro.

    Espero, amiga, que esto sea sólo un ahora vuelvo... Yo, por si acaso, iré mirando acá día sí, día no.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mirame la cara desde lejos y verás una sonrisa, fnaranjo...

    ResponderEliminar
  3. Que los libros no te entretengan
    Que no te calme el té
    Que la impaciencia te impaciente tanto que
    La necesidad se torne pluma
    Y tus palabras, derramadas en word blanco
    Sigan entreteniendo tardes largas
    Con visillos volados
    Que la música lejana, que escuchas
    Mientras bebes té,
    Mientras lees libros
    Mientras piensas en nosotros
    Desconocidos lectores
    De tus palabras voladas
    Con los visillos blancos
    Te hagan implicar en la necesidad
    De los sueños contados
    En las huellas dejadas sin disculpas
    Que conducen a ti

    ResponderEliminar
  4. Debe ser cosa de la edad bloguera. Vengo del blog de Thalatta y veo qué está de crisis bloguera. Casi todos hemos o estamos pasando por un camino parecido.

    Y como todos llevamos ya unos cuantos meses en los blogs y sabemos que ya si nos leen y asumimos una cierta responsabilidad y, además, cada día damos más pistas y somos menos anónimos, creo que estamos atravesando lo que se llamaba "crisis de los cuarenta" o algo similar. Lo mejor es que es pasajera.

    Un besazo, Mª José.

    ResponderEliminar
  5. Desnudar sentimientos, dicen que ayuda, tambien nos hace más vulnerables. Descansar de esto un tiempo, dejar el mundo "virtual" y volver a la realidad del humo del cigarrillo y la letra negra de los libros puede ser una forma. Pero si haces eso, sal toma el sol , repsira ( si puedes) el aire de las tardes..pasea. Reunete con viejos amigos, o con los nuevos que hayas hecho.
    Retoma esto solo si quieres. la obligación es solo contigo misma...y nada más facil que mandarte a paseo.
    no pasa nada. escribir puedes seguir haciendolo. pero sin publicarlo en el blog...cuando tengas muchos pues ya ves si los editas en papel o en cristal liquido( pantalla) virtual.
    Pero ante todos se feliz.
    O intenta serlo....
    Y quien soy yo para dar consejos...pues nadie...pero como se dice todos tenemos opiniones y culos...
    Ah y hay por ahí pendiente un café.( virtual/ real) jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ahora me he emocionado...
    Ya os diré algo.

    ResponderEliminar
  7. TUYO ES EL TIEMPO,
    PODRÁS SABER QUIEN ERES

    TÚ NO TE ACABAS CON TU PRESENCIA.
    SI TE VAS,POR FAVOR,VUELVE.

    Un besito y ...
    "Buenos dias,buena suerte"

    ResponderEliminar
  8. mira Maria Jose , justo ayer abrí el cajon de mi escritotio para buscar un tubo de pegamento que me pedia mi hijo , y los vi a llí y me dió palo. Mis pinceles , abnadonados , echando raices en el cajón , y me dije ¿ ya haces bien enganchada a esto sin dedicarle el tiempo a otras cosas ?. echo de menos mis tardes pintando, leer , y pasear ....pero de momento no voy a parar , espero que llegue el equilibrio y que al acostarme no me retumben en la cabeza los comentarios del ático , y dejar de pensar todo el día como si estuviera redactando un post ...espero que llegue ese equilibrio.

    Ya sabes donde estoy , de momento no lo voy a cerrar y ademas esta el blog de las chicas , donde de una manera menos responsable pasamos ratos muy divertidos.

    un beso y nos vemos en Infantes

    ResponderEliminar
  9. Maria josé, si es que esto es de locos...Te he empezado a leer hace una hora (tú acababas de entrar en el chat del blog de las chicas) y yo con tu blog abierto, y el otro sonando a cada frase escrita...
    Y es que ultimamente (desde que se abrió el blog de mujeres)me paso cada vez más tiempo entre las letras de un teclado ...opinando, leyendoos, escribiendo, charlando, charlando, charlando...Es una extraña adicción. Quiero parar, pero no puedo.Esto va demasiado rápido e intenso.
    Entiendo todo lo que dices, cómo te sientes. Igual que le pasa a Thalatta.
    Fumate tu cigarrito, leete el libro, tómate tu tiempo.
    Yo, no sé. Mi crisis está a punto de empezar... De momento voy a seguir entre blogs.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. Mariajo, niña, creo q hay tiempo para todo, q debes hacer en cada momento y siempre q puedas lo q te apetezca, q no tienes q sentir miedo de nada de esto, q eres un encanto, q si necesitas descansar hazte el regalo de hacerlo, q tienes q sentirte libre de escribir aquí lo q quieras o necesites, pq, como le dije a Thalatta, este es tu rincón y en él haces lo q te dé la gana, q la gente q te quiere, a la q le gustas, la q te tiene aprecio, va a seguir ahí en tus malos, buenos, tristes y cojonudísimos días, q tienes q descansar y enfocarte niña.

    Pero todo esto solo lo creo eh! ;-)

    Mira q soy mal hablada joder!.

    Un besazo inmenso bonita, ya sabes, uns enlaces más allá puedes contar con gente

    (y también creo q deberías quitar la palabra de confirmación, q nunca me acuerdo de ella y me toda repetir!!!) ;-)

    ResponderEliminar
  11. A veces es complicado encontrar el tiempo y el momento justo, pero sobre todo las palabras que usar para que lo que contemos nos llene tanto que sintamos que nos sirve a nosotros para abrirnos como a los demás para sentir una posible afinidad con nuestros pensamientos.

    ResponderEliminar
  12. Las crisis...

    Le he estado dando vueltas. También a mí me dio alguna... Pero yo lo tenía (y lo tengo) más fácil: me queda el disfraz temático para disimular y mirar a otro lado. A veces me pongo más personal y a veces me enredo a hablar de mis tebeos, de mis libros, de las películas que vi... Además, casi nadie de los que tengo cerca conocen mi faceta virtual. Poca gente sabe que tengo blog (como poca gente sabe que publico, a veces, en papel), de manera que sigo siendo razonablemente anónimo.

    Pero lo que cuenta es cómo uno se siente delante de la pantalla. Y es cierto que, a menudo, paso horas pensando en el post que quiero escribir al llegar a casa (y que luego se me desbarata por sueño, o por mala memoria, o porque aparece otra cosa a destiempo). Y es cierto que a veces casi me siento obligado a actualizar... y no era ese el plan, cuando empecé.

    Pero el equilibrio llega. Antes o después, pero llega siempre. Y ya uno sabe cuándo es momento de escribir en público y cuándo de vivir con la pantalla apagada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo7:55 a. m.

    Very pretty site! Keep working. thnx!
    »

    ResponderEliminar
  14. Anónimo6:29 a. m.

    Very best site. Keep working. Will return in the near future.
    »

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:45 p. m.

    I find some information here.

    ResponderEliminar