03 octubre 2006

La princesa y el guisante


Qué cosa más tonta, he perdido un zapato...



9 comentarios:

  1. Yo el humor mi niña; fíjate si es tonta mi cosa!

    ResponderEliminar
  2. Cu! qué te ha pasado?
    Bueno no tengo zapato pero te mando un beso...

    ResponderEliminar
  3. A dónde no querrás ir??!!
    Parece que estamos tod@s de cambio..., precioso el tuyo
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Se podría decir q es el aire...; ya lo encontraré.

    Besos en zapatillas ;)

    ResponderEliminar
  5. ¿Y fué en un fiestorro, tipo grimaldis, con carrozas y medias noches? Pos vaser un cuento. Mira ver que pie que a mi siempre me sobra uno; como soy cojo-nudo...
    También te puedes guiar por el olor...

    ResponderEliminar
  6. cenicienta!!!! eres tú???
    ;))

    seguro que los cambios estan quedando estupendos. tengo ganas de ver el resultado.

    besitos, mariajo

    ResponderEliminar
  7. Son los duendes, Mariajo, lo esconden todo, debe estar con todo lo que me pillan todos los días. Luego lo dejan en el sitio menos pensando...
    Un abrazo :) (y besos)

    ResponderEliminar
  8. Ferfo: yo quisiera ir a muchos sitios, pero por ahora, aquí estoy.

    Carlos: en un fiestorro de tirar la casa por la ventana fue, que no caí yo de milagro...

    Pilar: tú lo has dicho: Cenicienta, pero sin hada madrina. Besote.

    Thalatta: duendes los hay, por todas partes, unos buenos, otros traviesos... Un abrazo para tí también.

    Cu: ¿lo encotraste ya?

    ResponderEliminar
  9. No mariajo, por ahora no.
    Un besazo

    ResponderEliminar