26 abril 2007

Lluvia

Fotografía: Eduardo Martos Gómez

Esta noche se oye la lluvia tras la ventana. Me gusta el sonido de la lluvia a la hora de dormir. Meterme entre las sábanas y dejar que ese sonido me adormezca poco a poco.
LLueve y yo quiero escribir. No es fácil a veces, depende del estado de ánimo, y a veces el estado de ánimo no está por la labor. No ocurre gran cosa. El trabajo, como siempre, un muermo. Los días se van rápido rápido y me queda la sensación de las horas perdidas. Tantas horas perdidas que podía haber aprovechado de otra manera...
El fin de semana estuvo bien. Tiempo para descansar, desconectar, viajar. El campo estaba precioso, todo verde, el tiempo amable. Un ratito de lluvia de vez en cuando. Pasear al aire libre en ese espacio abierto de mi tierra, el horizonte lejos, el agua cayendo mansamente sobre mi cabeza.
Paisajes hermosos. El viento, suave. Por fin un poco de tranquilidad. Desconecto del todo, pienso en mi próximo viaje que ya estoy preparando. Ese viaje me ilusiona. Mucho!
Vengo a estas páginas y las veo un poco solitarias. Una crisis? Supongo que hay temporadas, que ahora el tiempo invita a pasear más (cuando no llueve), los días son más largos. No hay mucho tiempo. Pero vuelvo.
Este rincón es ya parte de mi casa. Deberían haberlo inventado antes.
Mucho antes.

Buenas noches. Llueve ahora un poco más aún. Me gusta.

A veces me gusta la lluvia. Ahora.

Una recomendación: el último libro que he leído...

6 comentarios:

  1. La lluvia es preciosa. Es preciosa desde el calorcito de la cama y el tacto suave de las sábanas recién planchadas, es preciosa mientras paseas y te va calando poco a poco, es preciosa mientras nadas... has oído llover alguna vez desde debajo del agua?

    En cuanto al trabajo... últimamente intento hacer mío lo que dice uno de mis ex profesores de la facultad: es sólo el mal necesario para poder seguir viviendo.

    Ojalá tu viaje colme sobradamente todas tus ilusiones. Buenos días!

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Ay... la lluvia... a mi también me gusta ¡y las tormentas!
    La astenia ha llegado también a los blogs, yo también lo noto :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. La lluvia. A todos nos afecta, de una manera o de otra, es verdad. Depende de tantas cosas... Hoy nos sienta mejor, y parece que no molesta tanto.

    Si, la verdad es que esto de los blog está muy bien. Quien lo hubiera pillado hace 20 años...

    Besos (y gracias por la recomendación del libro)

    ResponderEliminar
  4. Fulanito: he oído llover debajo del agua, me he bañado durante la tormenta, truenos y relámpagos sobre mi cabeza.
    Qué bien te expresas, muchacho...
    buenas noches!

    Tha: tienes razón, es astenia primaveral en grado sumo, pero no recuerdo que tuviera este efecto en los blogs el año pasado...Besos.

    Alba y Alvaro: si yo lo hubiera pillado hace 20 años... con lo loca que estaba yo entonces, la de cosas que hubiera escrito!!

    ResponderEliminar
  5. Es que esta primavera se nos ha caído encima como un camión de ladrillos, ¿no? Yo me paso el día arrastrándome y muerto de sueño...

    (Por cierto: me alegro de que le gustara Murakami. Yo lo descubrí con Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, también en Tusquets... y, desde entonces, rastreo todo lo suyo que encuentro, en castellano o en inglés. Y cada día lo disfruto más.)

    Buenas noches... :)

    ResponderEliminar
  6. Fnaranjo: es verdad, esta primavera está pelín rara, yo resisto porque pronto huiré a Londres por unos días, porque aquí entre mi trabajo y la meteorología estoy que no doy pie con bola...
    Y sí, Murakami me ha gustado un montón y pienso seguir leyéndodo!
    Un beso. :)

    ResponderEliminar