07 enero 2008

Y ya.




Se acabó. En estos momentos un avión surca los cielos y se lleva lejos a mi niño grande, y el pirata hace unos días que regresó a su isla, y se terminaron los días de champán y comilonas ( yo el champán no lo probé, es un decir, y las comilonas no sólo las comí, sino que las cociné...)
Mi cuarto ha estado ocupado estos días. Y hoy lo recupero, pero lo donaría otra vez gustosamente para que ellos vivieran en él más tiempo. Todo el tiempo, si hiciera falta, jopé!
Como siempre, viajando de allá para acá. Al pueblo y vuelta, a trabajar y vuelta, papeleos, pasaportes, mañana las vacunas, un mes de enero que pasará en un suspiro, se irá dando paso a una aventura, la más apetecible aventura. Porque las cosas pasan cuando menos te esperas, y algo que toda la vida te ha parecido imposible porque estaba lejos de tus posibilidades, de repente algo cambia y no sólo es posible, sino completamente irrenunciable, aunque no sea esa la palabra que quiera emplear. Es la que me sale. Un viaje a América? Si no tengo un duro! Imposible! Y al día siguiente buscas el vuelo en Internet, y te lanzas sin pensarlo, y ala, le das a un botoncito y ya tienes el billete. Sin más. La lotería? No me ha tocado nunca! Me han subido el sueldo? Qué va! Sigo cobrando algo menos de mil euros... Y entonces? Entonces nada, tenía que ser así, y así será. Inconvenientes? Ninguno! Como dice el dicho: Dios proveerá. Lo hará. Sea quien sea.
NOCHEBUENA.
Dos clases de cordero distintas, a la cazuela. Salsas. Aperitivos. Croquetas, de jamón y de pollo. Me pongo a hacer croquetas en el comedor, sentada en la mesa al calorcito del brasero. Antes he hecho una tarta de queso y moras que está enfriándose en la nevera. He hecho la masa de las croquetas en una sartén enorme, la he dividido en dos, he puesto cada mitad en una fuente y las he dejado enfriar un poco. Y ahora las estoy liando con toda la paciencia del mundo y de repente mi hermana sale a la galería y grita:
- Está lloviendo!
Bueno, yo sigo dando forma a las croquetas, porque aunque el techo se hunda, vive Dios que estarán todas hechas para la hora de la cena, faltaría más.
- Que llueve!- insiste- Que llueve aquí dentro! Y ahora qué hacemos?
Y efectivamente llueve en la galería. Hace un rato, cuando aún estaba yo en la cocina, oí que caía un granizo tan fuerte que pensé que la casa se vendría abajo. Y ahora llueve.
Tiene que venir mi cuñado y se pone a hacer agujeros en el techo con un destornillador, y cada vez que hace uno, cae una catarata de agua, porque se ha acumulado sobre la escayola y no hay más remedio que abrirle paso para que se vacíe la balsa que se ha formado arriba. Ponen barreños, cubos, va remitiendo el problema.
Por fin la curiosidad puede conmigo y salgo a ver qué pasa. Y es cierto. Llueve dentro de la casa!
Eso me recuerda algo...
Nunca se sabe. Pero en Nochebuena mis dos niños están conmigo, en mi casa del pueblo, que es la mejor casa aunque se caiga a cachos, y la cena será perfecta. Y estamos casi todos.
Después, en Noche Vieja, ellos no están allí, pero todo transcurre como todos los años, a las 12 tomamos las uvas, casi no me doy cuenta de lo que hago. Una por una me las como todas.
No puedo escribir. O estoy en el pueblo y no hay ordenata, o en Madrid y mis hijos acaparan el mío, y a mi me da igual, lo importante es disfrutar de ellos, y no hay tiempo, y el tiempo se pasa tan deprisa que cuando hoy estaba en el aeropuerto despidiendo al irlandés he caído en la cuenta de que apenas he notado cómo pasaban los días, que han sido como caminar por nubes sin apenas rozarlas.
Y ahora, ala, a por otro año.
Mientras por aquí sigamos, disfrutemos de esta vida loca...

13 comentarios:

  1. Eso, mariajo, disfrutemos de la vida...que es lo que tenemos. Qué bien te lo pasas en el pueblo con tus niños y tus comiditas buenas.

    Ahora a atrabajar un poquillo antes de coger otra vez el avión, mariajo viajera ;)

    muchos besos de año nuevo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de ver que todo ha ido bien, que has disfrutado... y que te queda mucho que disfrutar este año.

    Además, seguro que las croquetas salieron buenísimas...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Qué Navidad tan bonita, todos juntitos :). Me has recordado a mis Navidades en el pueblo cuando era pequeña y jovenzuela..
    Nosotros teníamos una cocina campera, con la chimenea y allí nos pasábamos el día entre cazuelas y polvorones con anís :)
    Feliz 2008 Bonita :)

    ResponderEliminar
  4. Que llueva que llueva la croqueta de la cueva los chipirones saltan las gambas se levantan, que si, que no que caiga un polvorón con azúcar y turrón

    ResponderEliminar
  5. Bueno, sq después de leer el comentario de Vito a una se le va un poco la pinza y se queda descuadrá! ;)

    Niña, q has pasado unos días maravillosos con tus hijos, y aunq se te hicieran cortos.. eso q te queda.
    Quién sabe!?, igual dentro de no mucho están los dos otra vez en Madrid con mamitis aguda ;).

    Y ahora a prepararte para tu viaje a América!. Sé q lo vas a disfrutar muchísimo, y así, como lo has hecho tu, es como mejor salen las cosas, sin pensarlo demasiado.

    Un besazo, Mari!

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! =)


    Bueno, de Ecuador, si es como turista, tampoco puedo contarte mucho...

    Estuve viviendo allí un mes, en septiembre'06
    http://www.fotolog.com/tee7h1ng/15632232

    Aunque fui de visita un par de veces más, en esa navidad, y luego en febrero'07.


    En Quito, además de visitar su centro histórico que es una preciosidad, hay que subir al Pichincha y contemplar las vistas desde allá arriba (subes desde la ciudad en el Teleferiqo). Otra zona donde puedes ir (con cuidado porque puede ser peligroso) es el barrio de Guapulo, también muy bonito (gusta más por la noche, pero hay que andarse con más cuidado, eh).
    Cerca de Quito, en hora y media en todoterreno, está el volcán Cotopaxi, otra maravilla de la naturaleza, muy recomendable; hay hostalillos en su falda con un ambiente increíble para pasar un par de días y tomarlo como base para excursiones a caballo, o deporte de aventura.
    En 4 horas y media desde la capi, te pones en la costa de la provincia de Esmeraldas (fronteriza con Colombia), y allí podrás disfrutar con unas playas flipantes.
    Y como visita rural que no puedes perderte, pues la ciudad de Cuenca. Allí hay muchos turistas (hay bares y hostales exclusivamente para ellos), y tiene un encanto único, una maravilla! Nosotros nos hospedamos en , muy acogedor.

    A partir de esta publicación:
    http://www.fotolog.com/tee7h1ng/16470296
    Y pulsando el botón "Siguiente" tienes parte de mis aventuras en ese mes de septiembre.

    También al norte de Quito, en un par de horas, te pones en Otavalo, donde hay un mercado indígena que merece la pena visitar. Y cerquita de Otavalo está el Lago San Pablo, otra maravilla: http://www.fotolog.com/tee7h1ng/18069018

    Revisando un poquito más por mi fotolog, entre los meses de enero y marzo de 2007 también cuento alguna cosita más sobre Ecuador y hay más fotitos... http://www.fotolog.com/tee7h1ng/19197843

    En fin, espero que toda esta chapa que te suelto, te sirva en parte como guía para tu visita... ah! y no te olvides de la gastronomía, hay que probarlo todo: ceviche, yapingachos, cuy, patacones, helados de guanabana, las menestras del negro, y una variedad inimaginable de frutas!!! =D


    Saludos! ;)

    ResponderEliminar
  7. Se me olvidó ponerte cómo se llamaba el hostal donde nos hospedamos en Cuenca: "La posada del rey", aunque de todos modos hay un post en mi blog con fotos del lugar... ;)

    ResponderEliminar
  8. pues eso Mariajo a disfrutar del día a día ... que te han tocado unos hijos muy aventureros pero con una mami como tú no podía ser de otra manera


    que ricas esas croquetitas , que dada la hora que es 12 y pico , mataría por un par de ellas


    disfruta nena

    ResponderEliminar
  9. Preciosas tus palabras que parecen cargadas de lo más bonito de la misma vida, de los deseos, de las esperanzas que todos tenemos. Éste parece que pueda ser tu año, mientras sigas siendo tú misma, mientras sigas disfrutando de todo lo que te acontece y de todo el cariño de quienes te rodean. El mejor año para ti también.

    ResponderEliminar
  10. Masmatao marijosedemisentretelas, te leo a la hora de comer y se me cae la baba al teclado con peligro de electrocutamiento. Que rico tiene que estar esop por diosss.
    Por cierto, yo hago las croquetas con la manga pastelera, luego las corto y ya está. Claro que los tios ya se sabe.
    Venga anima esa cara y a por ellos, que son pocos y gallinas. A por el nuevo este y duro con el. Muas

    ResponderEliminar
  11. María Manuela9:57 p. m.

    Pues ya somos dos críticas jajaja...
    Pero que nunca falte un beso y un buen deseo. Feliz año (que sea tu super año). Me ha gustado ver que lo bueno se repite, aunque sea unos días por Navidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bueno ya es hora de que os conteste.
    Pilar: lo del pueblo es verdad, pero dura muy poco. Muchos besos para tí también.

    fnaranjo: Espero que usted también haya disfrutado y siga disfrutando, las croquetas efectivamente salieron muy ricas, se acabaron enseguida! Besos.

    Siouxie: Yo también me acuerdo de nuestra antigua cocina con chimenea, y esos fogones de hierro con carbón dentro, pero ya no existe. Feliz 2008 a ti también!

    Vito: todo eso que dices lo quiero cantao. Feliz año!

    Cu: un besazo para tí también, y ya iré contando cosas de Ecuador, que tengo para mi que me va a encantar, por lo que voy viendo aquí y allá...

    Tee7: Bienvenido a esta mi casa y muchísimas gracias por todo lo que me has contado. Eres un encanto! Oye: y eso del mal de altura?

    Lolita: Feliz Año paisana! A ver si te pasas pronto por el pueblo y te invito a croquetas in situ! Un besazo.

    Abismo ínfimo: Bienvenido también por estos lares! Gracias por tus palabras, te deseo también lo mejor para este año que ha empezado.

    Carlitos: yo te hago unas croquetas cuando quieras, hombre, faltaría más. Me salen todas igualitas como si fueran de fábrica, sin manga pastelera ni ná. Qué me dices?. Ah! y esa foto de la Habana, genial, como siempre. No sé si te dije algo en tu blog... Ya haré yo fotos del Ecuador, verás! Un beso.

    María Manuela: yo, crítica crítica, sin remedio. Un beso grande!

    Bueno, a este paso contesto con el año ya mediao...

    ResponderEliminar
  13. Ya vengooooooo feliz 2008 (seguro que ya te lo había felicitado jajajaja)
    Qué ricas las croquetas, aunque sean de jamón y pollo.
    Y eso de "Dios proveerá" me suena un montón, es como vivir al día, siempre pasa algo que se arregla al final. Pero que nada te pare. ¡Y la de aventuras que nos contarás!
    Besos que te sigo leyendo

    ResponderEliminar