19 junio 2007

Trabajo de mis amores


- Buenos días, le atiende María José, ¿en qué puedo ayudarle?
- Hola buenos días, quería el número de un gabinete jurídico que hay en la calle tal número tal de Barcelona, se llama xxxxyz.
- xxxyz. Un momento por favor...

- Sí por favor? (ésa soy yo). En la dirección que me ha indicado no figura ningún gabinete jurídico con ese nombre. Lo he buscado en toda Barcelona y no figura tampoco...
- ¿Cómo que no figura? Pero cómo no va a figurar? Si me lo dieron ayer! Y me dieron un número que no contesta! Dígaselo usted a la encargada (¿la "encargada"?) No va a aparecer... será inútil!
- Disculpe, en nuestra base de datos no figura. Lo he buscado correctamente.
(Nuestra base de datos es un ente misterioso, a veces)

- Mire señorita, como veo que usted no sabe buscar haga el favor de decir a la encargada que se ponga. !Habráse visto!
- Sí por favor (las palabras que nos dejan emplear no son ilimitadas), le repito que con ese nombre no figura ningún gabinete jurídico en Barcelona. Pueden tener registrado el teléfono con otro nombre.
- Dígame usted su número de posición inmediatamente! Que es una vergüenza que telefónica contrate a gente tan inepta como usted! Dígame su nombre ahora mismo!
- Disculpe, ya le dije mi nombre. Me llamo María José.
- NO pienso colgar hasta que no se ponga la encargada!!

No hay encargada en la plataforma. Hay coordinadoras, que en ese momento atienden llamadas a destajo, como los teleoperadores. Pero llamo a la mía. Le pongo el mute a la cliente ("un momento por favor"). La coordinadora comprueba que efectivamente el teléfono que se solicita no figura en nuestra base de datos, como bien había comprobado yo. No puede ponerse porque tiene otra llamada.

-Sí por favor? Ya lo hemos vuelto a comprobar, el teléfono que solicita no figura.

- Es usted una hija de puta! (con todas las letras) Una hija de puta que no sirve para nada!!
Voy a poner una reclamación y no pienso colgar!
- Disculpe, voy a facilitarle el teléfono de reclamaciones. Tome nota, por favor.
- Es usted una inútil!! Y una hija de puta!
- No insulte, por favor.
Le doy el teléfono de reclamaciones. Me repite que no piensa colgar. Le pongo el mute y la oigo como me pone a caldo hablando con sus compañeros.
Al final, ya no me apetece oírla más y le cuelgo yo.

Para muestra un botón!


13 comentarios:

  1. Mariajo, pues pon la voz de la niña del exorcista y mándala a cagar...

    ResponderEliminar
  2. Y ahora en serio, de todos los trabajos te puedes reír, hasta de ese. Prueba y verás, tú y tus compis lo podéis pasar bomba.

    ResponderEliminar
  3. Ay, Mariajo... piensa que hay gente desequilibrada en todo el mundo y lo mal que tiene que estar, para poner a una honrada trabajadora como te ha puesto.
    Lamentablemente a mi también me ha pasado algún episodio así, a veces puedo cerrar la ventanilla, otras tengo un aborto (nunca sabré con certeza si fue provocado por un disgusto tremendo). Cuando alguien viene así ya no tengo remilgos, primero educada, luego simplemente le doy la espalda.
    En fin... ¡que un abrazo enorme!!!!

    ResponderEliminar
  4. Supongo q gentuza así tendrás q aguantar todos los días y además unas cuantas, pero no dejes q te afecte; tienes q mantener la calma y estar por encima de esa gente tan ceporra, energúmena y maleducada.
    Pon el mute y cuando no te escuchen aprovecha y despotrica!, q libera estress, te lo digo yo q lo he hecho unas cuantas veces ;))

    Un besazoooooo!

    ResponderEliminar
  5. Y piensa que, al menos, no los tienes cara a cara, no estás al alcance de sus manos nerviosas, de sus periódicos erectos y tal...

    (Además, ¿me ha parecido que incluso las coordinadoras os respaldan, mal que bien? Mis jefes suelen dejarme con el culo al aire siempre...)

    ResponderEliminar
  6. Esto que cuentas es el mal común del telemarketing. Lo mejor es no perder los nervios y no permitir que te insulte, para todo esto existen una serie de fórmulas formales y maravillosas que funcionan a la perfección sin que te tengas que cabrear en demasía y colgar de malas maneras al cliente. Pregunta a tus coordinadores/as, deberían de ayudarte con este tipo de llamada, que como decía son un mal común, y dependiendo del servicio que prestes, más comunes de lo que los profanos pueda pensar o imaginar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Rodrigo6:16 a. m.

    Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

    ResponderEliminar
  8. Ea niña, q el ammigo Rodri te anima a q te personalices una camiseta con letras bien grandes diciendo q tu curro es una puta mierda! ;))

    ResponderEliminar
  9. jajAJAJA, CU-traductora

    Ahora en serio, qué educada y correcta fuiste...yo no puedo controlarme tanto si alguien se me pone como ese energúmeno...
    Niña, un OSCAR, eso es lo que te mereces...bueno y más cosas, por buena profesional y buena persona.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Claro Pili, sq valgo pa'to! ;)

    ResponderEliminar
  11. Ay mare, cuantos sofocones he pasao yo de esos en el curro!.
    Al principio mantenía la calma, pero acababa tan nerviosa que me tenía que salir a tomar el aire un poco. Ahora me la suele refanfinflar más...

    Animo con el teleopering!

    Muak Muak!!!!

    ResponderEliminar
  12. Una experiencia similar me ocurrió hace un tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Perdona por no haberte contestado. Es que ando un poco liado ahora con el buen tiempo y no leo ni escribo blogs. Sólo quería decirte que al tener la suerte de conocerte; la palabra hija de puta no figura en mi base de datos con respecto a ti. Te mando un beso. Vik

    ResponderEliminar