30 enero 2007

RECOMPENSAS

Me han dado lo peor. La peor campaña posible. Me refiero al trabajo. Después de tenerme pringada dos años poniéndome siempre donde más trabajo había a su conveniencia, después de trabajar cada día lo mejor que he podido, de preocuparme por los clientes, de no pasarme en los tiempos de descanso, de no decir ni una palabra en contra. Esto es lo que obtengo,
Me mandan a trabajar al 11888. Que es una mierda de campaña. Donde te tratan como a un parvulito y te controlan hasta el último segundo de descanso y hasta te dicen cuando puedes o no puedes ir al baño. Donde no paras de coger llamadas una detrás de otra en las 8 horas de trabajo. Donde además también se pringa los fines de semana, y luego te dan dos días de esos perdidos en los que no coincides con nadie porque todo el mundo está currando.
Ese es el espíritu. Ese es.
Y todo por un salario ridículo que no da ni para pagar el alquiler.


Lo siento, pero tenía que desahogarme.

Ya contaré.




Este es un camino que no llega a ninguna parte.

4 comentarios:

  1. Pero si tú lo q tenías q hacer era dedicarte a escribir!, q tienes un talentazo increíble. O mirar en serio lo de la tetería, Mari; pero ese curro te está amargando nena, y eso no lo puedes permitir. Yo no te pienso dejar. Te voy a pillar por banda y nos vamos a hartar de reír mientras comemos chocolate, o lo q sea!. Ya lo hablaremos eh mona, pero tómatelo como una proposición indecente y muu seria!.

    Besazos, mi niña preciosa

    ResponderEliminar
  2. Hace 2 domingos en el dominical del Pais se hizo un articulo muy interesante sobre los "mileuristas"mejor dicho, sobre los que ganan todavia menos.
    Y en el de este domingo aparecen cartas al director muy curiosas sobre esto. Si puedes te lo recomiendo.
    Sencillamente cambia de trabajo.
    Un beso y buena suerte, pero buscala y no la esperes.

    ResponderEliminar
  3. Haz caso a Cobre. Sabe lo que dice.

    Un abrazo.

    PD: Recuerda, si te apetece...
    http://alvarosinalba.blogspot.com/2007/01/
    un-post-por-la-paz.html

    ResponderEliminar
  4. En este mundo ya no se valoran esas cosas, pero ya cambiará... esto a la larga afecta a la economía y eso sí les duele.
    Hay que hacernos valer en todos lugares, ellos no saben ponerse en el lugar del otro, así que poco a poco van perdiendo corazón ¡pobres!
    Anímate, empiezas un nuevo camino aunque sea cuesta arriba.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡un pedazo de abrazo!!!!!!!!!

    ResponderEliminar