02 abril 2006

VENGA, UN POCO MÁS




La tierra por esos lares es de un increible color rojo. Los contrastes en esta época son preciosos.
Lo mismo pasa en la época de la vendimia, y el otoño viste el paisaje de dorados nostálgicos y todo desprende olor a uva, es una gozada.


El mar no está tan lejos...


El camino invita a caminar tranquilamente, con la vista perdida en el lejano horizonte.

!Ay, esta primavera!

7 comentarios:

  1. Es un sitio muy bonito. He descubierto tu blog a través del de Lolita Lop. Te sigo leyendo...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. !Bienvenido a mi blog, x! Yo también me pasaré por el tuyo, nos vemos por aquí. Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué sitio más tranquilo. Apetece perderse en tus fotos.

    Un saludo primaveral. Achís.

    ;)

    ResponderEliminar
  4. A cuidarse, ¿eh? Cama, reposo... y música suavita.

    :)

    ResponderEliminar
  5. GRACIAS, gracias, gata, gracias fnaranjo. Me temo que lo de cama y reposo va a ser imposible, aquí estoy trabajando con voz de ultratumba, casi, o de camionero.

    ResponderEliminar
  6. Da la sensación de ser tierra sosegada, calma. Además de plana, plana.

    Me gusta lo que transmites de tu tierra, María José.

    Ya invitarás al estreno de tus pelis ¿no?.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Plana, plana, si señor. No es fácil saber apreciar un paisaje así, pero tiene su belleza. Y trasmite una sensación que merece la pena experimentar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar