22 noviembre 2006

Alienígenas, cárceles y pozos... con música de Vito!




Vale, he traído otra vez a los aliens para ver si se alegra un poco esto, que lo tengo de un tristón...
Y además, una música de fondo que ha compuesto un artistazo!
Esta foto es de un pozo que hay en un patio precioso de mi pueblo. Es un edificio donde ahora está la biblioteca municipal, en el piso de arriba. Y en el patio se exponen obras de arte, se celebran bodas, se pone una cruz en las fiestas de mayo... Antes fue una cárcel durante muchos años. Y en las columnas de piedra aún pueden verse las inscripciones que hacían los presos para dejar constancia de su paso por allí, palabras cinceladas en la piedra poco a poco y que han quedado grabadas para siempre.



Ese edificio se llama Alhóndiga, y antes que cárcel fue granero, y mercado, la historia le ha ido cambiando la cara a lo largo del tiempo. Ahora está restaurado y precioso. Pero hace años, cuando yo era adolescente, aún era una cárcel abandonada. El patio estaba tapiado dividido en celdas donde no recuerdo si se podía entrar, y el piso de arriba era una ruina, el suelo era un peligro, a punto de venirse abajo.
Una vez mis amigos y yo encontramos la puerta abierta, y entramos, y subimos al piso de arriba a investigar, los pies se nos colaban por los huecos y a punto estuvo alguno de caer a la planta de abajo... Cuando quisimos salir alguien había cerrado la puerta y nos quedamos encerrados. Y a través de una ventana grande con una reja muy negra nos pusimos a dar gritos para que alguien nos liberase. Estuvimos allí un buen rato, ya era de noche cuando nos rescataron. Fue una buena aventura.

Y bueno, ahí quedan los aliens. Ahí queda mi propósito de dejar de quejarme a todas horas como un alma en pena. Mañana es jueves y salgo a las cinco. Y voy a cenar con unos buenos amigos.
Así que a ver si me voy olvidando un poco de todos los meteoritos que se están cruzando en mi camino últimamente, y los esquivo con éxito. Que el viaje tiene que proseguir!

8 comentarios:

  1. Bien, me gusta ese espíritu...y que espeluzno me ha dado a leer como describes ese sitio, energías atrapadas debe haber allí, y tú prisionera por un rato...

    ResponderEliminar
  2. Qué buena aventura jejejeje. Me gusta ese rincón del pozo, siento por ellos atracción y a la vez miedo.
    Ayer me mandaron un "pogüerpoint" de una hormiga que llevaba una pajita mucho más larga y pesada que ella y de como le sirvió para cruzar una grieta a modo de puente sin la cual no lo hubiera podido hacer. Vamos... que admitamos los problemas, carguemos con ellos, pero sigamos adelante, vamos que tu puedessss
    (¡Vaya rollo!)
    Besos y un abrazo enorme y quéjate siempre que quieras por favor...

    ResponderEliminar
  3. ¡Yo tengo esa foto!

    :)

    !yo estuve allí!

    y fotografié todas las inscripciones

    ¿sabes?, podriamos decir que esas columnas eran los blogs de la epoca, ¿verdad?

    claro que el sitio y las condiciones seguro que no eran las mas agradables.

    21"100

    P.S. qué sensación mas rara he sentido al ver esa foto ahí

    ResponderEliminar
  4. me recuerda una aventura que tuve yo sin linterna en un castillo abandonado. no se me olvida nunca la mano de la chica que me seguía.

    un beso de alien

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué aventura más buena!... Sobre todo contarla después, pero mientras pasaba eso en directo seguro que tuviste un poco de miedo ¿no?... ¡Gracias por poner mi "creación" musical; jaja!.

    Besos de hace mucho que no leo blogs ni escribo ni nada ;)

    ResponderEliminar
  6. Seguro que esquivarás muy bien por muchos meteoritos que se te presenten :)).

    Disfruta de la cena :).

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. bueno puesa ver si me contagio yo tambien del espiritu de los alliens del buen rollo y me sonrio un poquito ...ay que poquitas fuerzas tengo .... y ademas me estoy volviendo una quejica ..

    un beso paisana ...que bonitas las fotos del pozo

    ResponderEliminar
  8. Me voy al pueblo ahora mismo!
    Besos para todos y que paséis buen finde. Aunque con el tiempecito que hace... En fin, así es el otoño, es lo que tiene, de vez en cuando.

    ResponderEliminar