11 noviembre 2006

INCA

Con el permiso de fnaranjo subo aquí esta imagen porque es que me ha encantao...
Me recuerda a mi gata Inca, una gata que ya no está (se volvió loca la pobre, no sé por qué sería...).
Era una gata preciosa. Ya me gustaría ahora que siguiera conmigo, y que siguieran conmigo algunas cosas más, y algunos más, pero están bien los que están. Y espero que se queden y que no se me vuelvan locos, que ayer ya me avisaba uno que tenía miedo de que le ocurriese algo así.
No creo que la cosa vaya tan lejos, de todos modos.
Ay qué vida.
Y además, claro, pongo el enlace para que sepáis de dónde viene esta imagen...

6 comentarios:

  1. A mi también me ha encantado cuando la he visto.
    Están las cosas bien, María José, siempre están como tienen que estar y siempre las puedes cambiar.
    Mmmm seguro que alguno se vuelve loco de amor por tí.
    Besos locos

    ResponderEliminar
  2. Bonita imagen. Me recuerda el estilo de un dibujante que había en una revista de comic que se publicaba en los 80: MADRIZ, os acordais alguno???

    Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:14 p. m.

    Se parece a un gato que tenia Alba cuando la conoci. Lamentablemente, ahora no podemos tenerlos, pero nos siguen gustando muchisimo. Bonita imagen. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Nunca te pregunté... ¿los dibujos que sueles poner son tuyos?.Cualquier día de estos te robo uno, sin permiso, con cariño, y lo pongo en mi blog, pa contemplación mandálica de los visitantes.
    Ay que vida, ésta! (que no hay otra, de momento)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:31 a. m.

    Es una imagen preciosa, transmite calma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me acuerdo de Madriz, claro...

    Y no necesita usted mi permiso, señorita... menos, si es para acordarse de esa gata que no está ya.

    Como dice Tha, las cosas se pueden cambiar. Aunque cueste, a veces...

    En cuanto a Sempé, hay un par de libros más bien caros por ahí, en castellano, que recopilan algunos de sus dibujos. Y algunos, saldados y antiguos. Y están, multireeditados, sus Pequeño Nicolás, escritos por el gran Goscinny (el de Astérix). Y, uno de mis preferidos, Los mundos de Catalina, escrito por Patrick Modiano: El barco de vapor 137, SM.

    ResponderEliminar