20 noviembre 2006

Les Luthiers




Qué he hecho esta tarde?
Pues he comprado por internet unas entradas para ver a Les Luthiers!!!
Son
para el 9 de marzo!!

Ya sé que falta mucho para ese día. Es como una locura comprar algo con tanto tiempo de adelanto. Pero las entradas vuelan. Ayer me contaron que venían a Madrid en marzo. Que pronto se pondrían las entradas en venta, me pidieron que estuviera pendiente en internet a ver si me enteraba en cuanto salieran. Y anoche cuando llegué del pueblo lo primero que hice fue conectarme a la red y resultó que no solo se podían comprar ya, sino que había ya dificultades para conseguir las mejores butacas.
Por si a alguien le interesa.
La primera vez que les vi fue por casualidad. A algún amigo de una amiga le sobraban unas entradas, nos las regaló. Eran en primera fila. Llegamos, tomamos asiento, y lo que sucedió a continuación es una de esas cosas que no se olvidan nunca por mucho tiempo que pase. Fue una experiencia única y sorprendente. Yo no había reído nunca de esa manera. De esa manera que casi daba miedo porque llegó un momento en que creí que las mandíbulas se me romperían. Dolían. No sé cómo describirlo. Hay que estar en las primeras filas, eso sí, para no perderse ni un solo gesto de sus caras expresivas. Hay que verlos de cerca. Seguir los movimientos de sus ojos y de sus manos y ver como por arte de magia hacen salir música de esos instrumentos increíbles y artesanos mientras van desgranando historias disparatadas una detrás de otra.
De antología.
Y para mí, que ando estos días un tanto por los suelos anímicamente hablando, y que tengo que soportar un ambiente hostil a mi alrededor, desagradable en extremo, esas risas serían ahora la mejor terapia. Esas risas que curan cualquier ansiedad por gorda que sea. Y bueno, ya sé que no será ahora, que tendré que esperar hasta marzo, que por entonces las cosas serán de otra manera, que habré visto ya a mis hijos y la primavera estará en ciernes alegrando los ánimos, pero mira tú por dónde el hecho de tener ya en mi poder esas entradas me ha alegrado la tarde.
Qué narices.

9 comentarios:

  1. Joooo...pues me alegro mucho.
    No los he visto, pero me han dicho que son muy buenos.
    Que seas feliz, con tus entradas y en este tiempo hasta allí.

    ResponderEliminar
  2. incluso me la ha alegrado a mí, que no las tengo ni iré a verlos.

    un abrazo

    21"100

    ResponderEliminar
  3. Dí q sí nena, a reírte!!!. Y no me extraña q tengas q sacar las entradas ya; para el concierto de Depeche Mode de este febrero pasado, tuve q sacar las entradas en julio, ¡de 2005!.
    Estupenda idea la risoterapia!

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Ayyyy yo los ví hace años en Zaragoza, un amigo nos invitó y como tu dices... sin parar de reir. Aquí es casi imposible conseguir entradas, el mismo día se agotan.
    Conserva esas risas y sino ya sabes... te vienes a la noche a "mujeres" y armamos el camarote ;)
    Besoss

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo, son absolutamente geniales.
    De momento nos vamos alucinando con los del Cirque Du Soleil.
    Y no sigo porque todo no puede ser pero Madrid es mucho.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:27 p. m.

    Son estupendos y en directo mejor todavía ;))

    Eso si, lo de comprar las entradas con tanto tiempo a mí se me hace un mundo, soy incapaz de planificar con tanto tiempo.

    Disfrutarás con ellos.

    Besos, Mª José

    ResponderEliminar
  7. Es un poco tarde para contestaros a todos. Pero os mando muchos besos de buenas noches.
    Hasta mañana...

    ResponderEliminar
  8. JOooo,geniaaaaal, me encantaaaaan.
    Yo vi exactamente ese espectáculo hace un par de meses, te lo vas a pasar genial , ya verás. Es buenísimoooo,jajajaa, todavía me río sólo de pensarlo.
    :P

    ResponderEliminar