22 noviembre 2006

FLORES?



No recordaba un invierno tan gris.
Un frío tan hondo y escondido que no acierta a encontrar la salida.
No recordaba un otoño tan hueco, tan sin aliento, tan sin nadie.

No lo recuerdo de antes. Siempre había una luz vigía allá en el horizonte,
a veces lejana, a veces muy cerca.
El sonido como un arrullo de voces amigas.

No lo he vivido y tal vez por eso no lo recuerdo.
No he estado nunca aquí.
En este desierto helado.
Gris.
Mudo.




7 comentarios:

  1. Este desierto es un espejismo, en realidad estás en un oasis y se reflejan las arenas frías de más allá que amenazan pero no te llegan, ¿cómo te van a encontrar en semejante rincón precioso? mira mejor, anda...
    Un abrazooooo

    ResponderEliminar
  2. El invierno no existe... es una excusa para encender chimeneas y comer castañas asadas. ¿O no te has fijado en el solecito que hace hoy?

    Venga, un empujoncito...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:44 p. m.

    Me parece que hoy hay mucha gente desanimada. Pues esto no puede ser. Ánimo. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Sí, mariajo, hay flores y colores...borra el gris, olvidalo.
    Este invierno tienes voces amigas por aquí...no lo olvides.

    Besos de colores

    ResponderEliminar
  5. Thalatta no sé ya cómo darte las gracias. He leído por aquí cerca palabras para una amiga que parecen ser tuyas, eso de quejarse, de ser quejicas, como yo lo soy, que soy un rollo y lo sé, pero cuando todo se pone así a veces no puedo evitarlo. Y ahí estás, siempre estás. Eres un cielo. Un besazo.

    fnaranjo, es verdad que hacía sol, pero a veces estoy un pelín ciega, no estarían mal unas castañas asadas junto a una chimenea. Gracias por tu empujoncito, no sabes cómo te lo agradezco... :)

    Alvaro: no sé si será este tiempo cambiante, yo es que ya no puedo con este catarro que me tiene frita desde hace dos semanas, gracias por los ánimos. Un beso.

    Pilar, guapetona, gracias a tí también. Ya sé que estáis ahí, no lo olvido. Y el gris va y viene según las horas, por la noche a veces me da por desahogarme. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:16 p. m.

    Parece que este tiempo ha traido una epidemia de bajonas en lugar de las típicas gripes y resfriados ;)

    Hay que recuperar el ánimo y buscar los rayos del sol. Busca en tus maravillosos colores el que más fuerza te de y hazlo tuyo.

    Un abrazón, Mª José.

    ResponderEliminar
  7. Muchas veces lo que escribimos, aunque sea triste es una busqueda de la alegría y sirve para que esa pena no quede dentro de nosotr@s haciéndonos daño. No tiene que hacernos creer que sufrimos sino que algo se libera o se transmuta en algo bonito, sensible y maravilloso.

    Besos, paisana.

    ResponderEliminar