30 octubre 2007

Cambio de piel











Estoy muy ocupada cambiando de piel, como las serpientes. Aunque no me gusta mucho la comparación, yo no soy una serpiente. Pero cambio de piel. Ahora permanezco en silencio mucho más tiempo. Mis cuerdas vocales por fin han conseguido un merecido descanso, ya no hablo tanto con desconocidos, y todo es nuevo. Me gusta el cambio. Mientras, planeo mi viaje. Me gusta el viaje que estoy planeando. Volar, volar lejos, a la tierra donde habita mi niño grande.
Me gustaría traérmelo para acá por una temporada, para siempre, un poco más cerca. Pero cada cual debe vivir su vida.
Hace frío ya.
No escribo. No escribo porque estoy muy ocupada cambiando de piel, y esa es una actividad que requiere concentración ( ja!), bueno más bien degustar los momentos tranquilamente, poco a poco. Un poco cada día.
Un invierno distinto, ya era hora. Horas nuevas, los días cortos y a la vez muy largos, cada día pasa rápidamente pero va dejando su huella.
Mi libro de turno espera turno, con paciencia. Es que no sólo no escribo, casi no tengo tiempo tampoco de leer. Pero la ansiedad está remitiendo, y eso me gusta.

Haré muchas fotos en mi viaje. Extrañaré también en la otra tierra a mi otro niño grande, el pirata, que sigue por su isla pirateando. Y que por unos días se quedará sólo sin su Icey.

En la República Dominicana ha habido un huracán.
En Roma han beatificado a los mártires de la guerra civil. Sólo a los de un bando. Los del otro bando, no se sabe por qué, siguen en el exilio. Y en el olvido. Cosas que no tienen sentido, que no vienen a cuento. Así son las cosas de la curia.
Ahora anochece muy pronto.

Tengo sueño. Se nota, verdad?
Y sí, ando un poco dispersa.
Pero me voy! En dos días!

5 comentarios:

  1. ¡Dos días!

    ¡¡Buen viaje, entonces!! Disfruta allí de todo... y vuelve luego para disfrutar de todo también aquí.

    :-)

    ResponderEliminar
  2. Que ya te queda na!!! Buen viaje a las dos!!!!!!

    El cambio de pìel te está sentando de maravilla...que esperen libros, que esperen escritos...víve el cambio!!!

    Muchos besos, mariajo

    ResponderEliminar
  3. Me suena, me suena mucho esa sensación. Disfruta... a mi los cambios siempre me han gustado, aunque te recorran las hormigas.
    Disfruta del viaje y del tiempo con cada uno de tus hijos.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. que bonita esa sensación que describes ... el cambio de piel y el cambio de alma .... huecos para nuevas sensaciones y para vivir nuevas experiencias ....

    pasarlo bien , muy bien y cuida a la nena en el avión , jejeje ...

    besos Mariajo

    ResponderEliminar
  5. Rayos, truenos y centellas, pues si de estos te encuentras navegando por ahí y tambien les quieres hacer fotos, en mi bitácora te cuento como. Por fin. Feliz viaje.

    ResponderEliminar